Chocó brutalmente y murió: descubrieron que viajaba con el cadáver de su novia

Internacional
Tipografía

El hombre de origen británico estuvo trabajando como músico ambulante, viajando de un país a otro.

Un extrañó caso sacudió a todo Reino Unido, pues gracias a un choque automovilístico en España, se pudo dar con el posible autor de un feminicidio. Lo que sucedió es que un hombre de origen británico, conocido como Caspar Veres, de 28 años, murió en una coalición automovilística mientras transportaba el cuerpo de su novia, una mujer francesa llamada Delphine Cochet, de 41 años. El cadáver de la fémina viajaba en la parte trasera del vehículo, y de acuerdo con la investigación policial, sufrió de múltiples heridas antes del accidente de tránsito. Ahora se sabe que posiblemente asesinó a su pareja poco antes de ser encontrado en la autopista de Algeciras, del país de la península ibérica, cerca de Gibraltar, el pasado 25 de septiembre de 2020.

El sospechoso de homicidio quedó prensado en su auto

Los bomberos que acudieron al rescate automovilístico, narraron que tuvieron que sacar el cuerpo prensado del también estudiante de la Universidad de Leeds —situada en la ciudad de Leeds, West Yorkshire, Inglaterra— debido a que el metal de su vehículo se retorció. Asimismo, recuperar el cuerpo de la mujer, Delphine Cochet, fue toda una osadía, pues la coalición tuvo lugar con un transporte de carga que prácticamente deshizo el auto. Supuestamente, el sujeto manejó durante tres kilómetros en el sentido contrario de esta carretera y finalmente se estrelló contra el tráiler. Una investigación local descubrió que ella había fallecido por varias fracturas de cráneo infligidas antes del accidente. De no ser por el olor dentro del vehículo la policía no habría dado con el cuerpo.

Caspar Veres trabajaba como músico ambulante entre cada país

De acuerdo a una investigación realizada en County Hall en Maidstone, Kent, el sujeto había estado trabajando como músico ambulante de un país a otro durante varios años antes de su muerte. Su cuerpo fue repatriado poco después del incidente, el 25 de septiembre del 2020. Esto debido a una solicitud de su familia, aseguró la forense Sarah Clarke, antes de ser identificado por los directores de una funeraria local. Cabe destacar que ninguno de los familiares del joven de 28 años estuvo presente en el tribunal, a pesar de que "intentaron ponerse en contacto con la familia". Sin embargo, no hubo respuesta alguna.

La investigación se abrió inicialmente poco más de un mes después del incidente, pero se enfrentó a largas demoras en el envío de documentos relevantes desde España, ya que requerían el consentimiento por escrito de la familia del individuo. La forense Sarah Clarke, compartió que el certificado de defunción español enumeraba la causa de muerte de Caspar Veres como "politraumatismo", un término dado a los impactos simultáneos en múltiples partes y órganos del cuerpo. Debido a que la información del momento no le brindaban los suficientes detalles para llegar a una conclusión del caso, dijo que:

"Lo más que sé es que fue una colisión de tráfico. Entonces, en lugar de llegar a una conclusión de 'accidente', llegaré a una conclusión narrativa. Murió a consecuencia de un accidente de tráfico en España el 25 de septiembre de 2020”.

Cabe destacar que, Caspar Veres tenía antecedentes penales, pues estaba esperando un juicio por agredir a dos policías unas siete semanas antes del día de su muerte. Y es que, de acuerdo con la información de la policía de Inglaterra, el sujeto era originario de Edgware, en el norte de Londres, y supuestamente se lanzó al ataque físico en una estación de la Guardia Civil en el pueblo pesquero de Barbate, cerca de Cádiz, el 6 de agosto. No hubo más información al respecto y tampoco se sabe a quién responsabilizar del caso. Cabe destacar que los familiares de la víctima no pudieron ser localizados y no se tiene información de si el cuerpo de ella fue repatriado. Las investigaciones continúan y se espera tener más datos que esclarezcan el caso.

Con información de El Heraldo.

tijuana principal