Disfruta el sabor y evita la intoxicación con pescados y mariscos

Sinaloa
Tipografía

Una preparación deficiente de pescados y mariscos pueden ocasionar graves problemas para la salud, debido a la presencia de toxinas y bacterias

La gastroenteritis es una de los padecimientos más comunes que se derivan de una intoxicación por comer mariscos y pescados en mal estado. Esta surge por medio de una inflamación de las mucosas del estómago y los intestinos provocada por una severa infección que provoca vómito y diarrea. Esto se debe al exceso de bacterias, toxinas y otros microorganismos que se acumulan en el producto marino.
Conoce algunas de las causas por las que se produce estas intoxicaciones, así como su sintomatología y los cuidados que requieren estos alimentos (Con información de Agencias)

Causas
La inadecuada transportación de los alimentos así como la falta de higiene representan un peligro para su conservación. La contaminación puede presentarse desde la captura, el almacenamiento, el traslado o la preparación. Durante estas etapas las bacterias, los parásitos o microorganismos virales sueles colarse y provocar la intoxicación alimentaria, por lo que es importante acudir a establecimientos que cuenten con regulación sanitaria.

CORRECTA PREPARACIÓN
Más allá del sazón personal o las recetas de cocina, la higiene y la precaución al preparar los mariscos y pescados es primordial, por lo que es necesario tomar medidas como utilizar diferentes utensilios para cortar, ya que de lo contrario puede provocar una contaminación cruzada, como se le conoce al llevar bacterias de un alimento a otro. Es importante respetar el tiempo de cocción de los platillos y erradicar el mito de que el limón es suficiente cocer la comida o eliminar la presencia de bacterias y toxinas.

Tratamiento
Ante la presencia de cualquier síntoma, es importante no automedicarse y acudir de inmediato a un centro médico para recibir atención apropiada, ya que las toxinas pueden agravar los síntomas y sus complicaciones, como la deshidratación provocada por el vómito y diarrea, por lo que la ingesta de electrolitos y bebidas isotónicas pueden ser importantes aliados en casos de emergencia mientras se espera el tratamiento.

Más vale prevenir...
Compra productos que cuenten con buena refrigeración. Observa que los ojos del pescado sean transparentes y brillantes; evita los hundidos u opacos. Las agallas deben estar húmedas con color rojo brillante, y que el dedo no deje marcas. Su olor no debe ser agrio o a amoniaco ni tener decoloración, manchas oscuras o zonas resecas. Los camarones deben ser color gris traslúcido y brillante, con poco o nulo olor. Su cabeza no se debe de desprender.

Síntomas
Las signos más frecuentes que presenta una persona intoxicada por alimentos marinos en mal estado puede ser desde sensación de hormigueo o entumecimiento en la boca, cefalea, fiebre, dolor muscular, escalofríos, dolor facial, cólicos abdominales, diarrea intensa y acuosa, nauseas y vomito, picazón y ronchas, piel enrojecida, percibir un sabor picante o amargo en casos más graves problemas respiratorios y presión en el pecho. (Agencias)