Ajedrez político: Los políticos que se llevan el mérito de “traidor de traidores”

Política
Tipografía

Tienen la suerte de caer parados, ahora están en y con morena

Hemos escrito sobre los políticos traidores que un día están en un partido y al otro día en otro por conveniencia personal, sobretodo económica.

Hay varios que se pueden llevar mención honorífica de “traidor de traidores”, para analistas políticos dan vergüenza, pero lo más sorprendente: caen parados y siguen gozando de privilegios políticos, ahora tienen la suerte de estar en MORENA o tienen coalición electoral con ese partido.

Luis Felipe Ledesma, un sujeto que muchos años estuvo en el PAN, fue regidor y se desgarraba las vestiduras por ese partido, pero como no logró conseguir ser diputado local, renunció y se fue a Movimiento Ciudadano.

Con este segundo partido logró ser regidor por segunda ocasión (2013-2016), y lo traicionó porque fundó el Partido Peninsular de Las Californias para gozar de las prerrogativas y no duró nada porque en la elección del 2016 perdió su registro.

En este 2019, “el traidor de traidores” Luis Felipe Ledesma hace todo lo posible por aparecer cerca del candidato de MORENA y su coalición PT, Verde y Transformemos, Jaime Bonilla Valdez, en todas las fotografías trata de colarse.

En los negocios que ha constituido con socios (antros) también ha traicionado y han quebrado.

Catalino Zavala Márquez, diputado local que va por la reelección por MORENA y su coalición, es un ejemplo de oportunismo y traición política, pues ha pasado por cuatro partidos políticos, PARM, PRD, PRI y ahora es morenista.

Un auténtico vividor del erario, cinco veces diputado local, maestro del camaleonismo político, no ha tenido empacho en traicionar a un partido y otro con tal de satisfacer sus intereses personales económicos.

Su lealtad es a la traición, de izquierda solo tiene la mano y pierna, eso sí la suerte le acompaña porque se ha colocado en el grupo que controla el partido a donde cae.

Javier Castañeda Pomposo, otro personaje a quien le gusta la traición, traición, de cuna panista y del grupo de los “rojos” que encabezaba Héctor Osuna Jaime, primero traicionó al PAN porque nunca pudo ser candidato a la presidencia municipal de Tijuana.

En el 2004 mandó a varios de sus seguidores a apoyar al candidato del PRI a la presidencia municipal de Tijuana, Jorge Hank para que le ganara a Jorge Ramos.

Luego en el 2013 apoyó clandestinamente a través de un familiar al doctor Jorge Astiazarán, candidato del PRI a la alcaldía de Tijuana para que le ganara al panista Alejandro Monraz.

Desde el 2016 ya coqueteaba con MORENA, y consiguió en 2018 la candidatura del PES a diputado federal en coalición con los morenistas, apoyado por el teniente coronel Julián Leyzaola Pérez.

Medio año después ya había traicionado al PES y a Leyzaola, al jurarle amor eterno al Movimiento de Regeneración Nacional y a Jaime Bonilla Valdez.

Ahora trata de convencer a su hermano Raúl Castañeda, diputado local del PAN de traicionar a ese partido y brincar a MORENA.
Fausto Gallardo García con tal de alcanzar una posición traiciona a su propia familia, ha heredado los genes políticos del “niño verde”, Jorge Emilio González, de brincar de una alianza a otra con tal de ser diputado local.

El Verde no trae nada en Baja California, sólo el nombre y se ha confirmado en elecciones pasadas. Fausto o “ faustito” como le dicen le juró amor eterno a Eduardo Ledesma y a Jorge Hank Rhon, pero hace alianza con MORENA.

En las elecciones presidenciales del 2018, candidatos del Verde se quejaron que su dirigente estatal Fausto Gallardo se quedó con el dinero para la campaña.

Antes de que concretara alianza con MORENA envió emisarios al teniente coronel Julián Leyzaola para concretar coalición con él, la cual no se dió.

Otro de los “traidor de traidores” es Luis Moreno, dirigente del Partido Transformemos y candidato a la diputación local por el Distrito XI, por la coalición con MORENA, PT y Verde.

Este personaje que se la da de honesto y recto pero que le gusta vivir del erario público y no acudió a las sesiones del Congreso del Estado ( es diputado y busca su reelección) cuando se tomaron decisiones fundamentales en contra de Baja California como la del primero de diciembre de 2017, en que se aprobó el dictamen 95 que endeudó a Baja California con 85 mil millones de pesos y se iniciaron las Asociaciones Públicas Privadas (APPs).

Fue profesor del Centro Universitario de Tijuana y traicionó al profesor Jesús Ruiz Barraza y a su hijo Jesús Ruiz Uribe, cuando estaba en el PRD, al ser parte de la fundación del PES.

En el 2007 en la alianza del PES con el candidato del PAN a la presidencia municipal de Tijuana, Jorge Ramos Hernández, logra entrar en su planilla como regidor.
Fue presidente estatal del PES y vivió de las prerrogativas, aseguran militantes de ese partido.

En 2016 aprovechó que la dirigencia nacional del PES invitara como asesor al teniente coronel, Julián Leyzaola Pérez, y luego como candidato a la presidencia municipal de Tijuana para registrarse en la diputación local de lista de ese partido.

En esa campaña del 2016 era dirigente estatal del PES y no creía en Leyzaola, le apostó el dinero de las perrogativas al candidato de ese partido a la alcaldía de Ensenada, expanista César Mancillas, y dejó prácticamente solo al teniente coronel.

Pero gracias a los votos conseguidos por Julián Leyzaola que subió el porcentaje del PES en Baja California, Luis Moreno logró la diputación local.

Luego como le quitaron la dirigencia del PES en Baja California, en el 2018 forman el Partido Transformemos con otros oportunistas, siendo otra traición de Luis Moreno en su carrera política.

Curiosamente solicitó licencia antes del 28 de marzo del 2019 cuando se aprobó el refinanciamiento de la deuda estatal, las APPs de la desalinizadora de Playas de Rosarito y del Periférico Aeropuerto-Zapata-Segundo Piso Playas de Tijuana.

Su suplente José Antonio Casas quien ya es diputado local no asistió a esa sesión del 28 de marzo del presente año.

Luis Moreno hizo alianza a través de Transformemos con MORENA para poder ser candidato y tener posibilidades de reelegirse porque sabe que su partido contendiendo en forma solitaria no alcanzaría nada.

Así va a continuar su camino político de oportunista y de traiciones, y claro que lo negará y acusará que es una campaña de desprestigio en su contra de parte del gobierno del Estado como siempre lo hace el grupo que encabeza.

Otro “traidor de traidores” es Manuel Rodríguez Monarrez, un auténtico vividor del erario y ha pasado en pocos años por casi todos los partidos políticos de Baja California, Verde, PES, antes coqueteó con el PAN y ahora es de MORENA.

Un personaje obscuro dedicado a sacar provecho del dinero del erario para sus intereses personales.

La suerte de esos “traidor de traidores” es que al acercarse a MORENA, partido favorito para ganar las elecciones del 2 de junio, van a seguir gozando del poder político.