Hombre en prisión preventiva por pandillerismo al SITT

Policiaca
Tipografía

Este lunes Adrian Jazeth N., de 33 años, fue vinculado a proceso y quedó en prisión preventiva

Tijuana.- La Subprocuraduría de Justicia en Tijuana informó que este lunes Adrian Jazeth N., de 33 años, fue vinculado a proceso y quedó en prisión preventiva por el delito de sabotaje agravado por pandillerismo en agravio de las instalaciones del Sistema Integral de Transporte de Tijuana (SITT).

Los hechos ocurrieron el 12 de febrero del presente año, eran las 01:15 horas cuando el guardia de seguridad realizaba recorrido de vigilancia en la parte superior de la estación SITT que se ubica en bulevar Insurgentes de la colonia La Campiña, cuando escuchó unos fuertes golpes en el área de las oficinas por lo que se dirigió a inspeccionar.

Ahí observó que un sujeto se escondía atrás de un muro donde está la cortina de metal donde se ingresa a la estación, el cual al ver que se acercaba el guardia hizo dos detonaciones y gritó ¡vámonos!. En eso vio que el sujeto que disparó corrió hacia la calle gritando, y al acercarse observó una escalera que estaba recargada en la pared que da a las oficinas de la segunda planta, de la cual bajaban tres personas del sexo masculino apresuradas, dos de estos sujetos brincaron y corrieron hacia la calle Loreto de la Colonia Azteca perdiéndolos de vista.

Mientras el tercer sujeto al ir descendiendo resbaló y cayó junto con la escalera, en ese momento lo aseguró, así mismo se percató que en el suelo, a un costado de la escalera se encontraba un marro y una caja de plástico color azul con botellas de vidrio con un líquido y un trapo rojo en las boquillas de las botellas, y que del segundo piso de la estación estaba una ventana quebrada de la cual salía humo.

Por este motivo el guardia pidió apoyo, llegando al lugar la Policía Municipal a quien les hizo entrega de Adrian Jazeth N, para después ser presentado ante el Ministerio Público.

Al llevarse la audiencia de vinculación a proceso, el Juez de Control le dictó prisión preventiva por el delito de sabotaje agravado por pandillerismo y fijó un plazo de 4 meses para cierre de investigación.