"Pleito" con la sindico pudiera malograrle aspiraciones a Arturo González  de convertirse en candidato a Gobernador

Política y Policiaca
Tipografía

#ExpedientePolítico Se aleja la posibilidad de conciliación entre ellos

Las pugnas intestinas que se viven en el gobierno que encabeza, Arturo Gonzáles Cruz, están erosionando su imagen política y en consecuencia lo van alejando de la posibilidad de hacer realidad su ingente sueño, si la SCJN se lo facilita,  ser candidato primero, y posteriormente quien sustituya a Jaime Bonilla Valdéz como gobernador de Baja California.

Su confrontación con quienes lo consideran un arribista al partido que fundó AMLO, Morena, por el que contendió y obtuvo la presidencia municipal de Tijuana, van socavando su capital político e imagen ante sus gobernados, lo que es abono negativo de lo que ya carga por su deficiente política pública en materia de seguridad, y deja al descubierto lo que a la opinión publica ha intentado ocultar, la rispidez con los “morenistas" que lo acompañan en su gobierno en las áreas de la Sindicatura Procuradora y regidurías en el cuerpo edilicio, con quienes ha librado escaramuzas de las que, sino es por su alianza con los ediles de MC y PRD, los hijuelos de AMLO, ya lo habrían doblegado.

María del Carmen Espinoza, titular de la Sindicatura Procuradora, recién  lanzó un obús político a González Cruz a través de sus redes sociales, en las que hace unos días denunció estar siendo violentada en sus derechos como mujer y como servidora pública, una víctima de la violencia de género al negarle el acceso al elevador interno de palacio municipal y quitarle su lugar en el estacionamiento subterráneo.

Pero el señalamiento grave en la delación de la Síndico Procuradora, es la situación vulnerable en la que la colocaron al serle retirada la seguridad que su posición requiere, vulnerabilidad que se desprende a consecuencia del ejercicio de su trabajo, especialmente en los asuntos en los que se encuentran involucrados elementos de la policía municipal, por lo que de manera categórica acusó, sin mencionar por su nombre al alcalde, “si algo me pasa, ya saben ustedes porque fue".

Lo anterior es, eso pretendió mostrar González Cruz, una nimiedad que no merece su atención, ‘‘Tengo una responsabilidad muy importante para atender las cuestiones de la pandemia, no tengo el tiempo para protagonismos o para situaciones que busquen reflectores’’, respondió al ser cuestionado por los medios de comunicación.

La atención primaria del alcalde en las actuales circunstancias debe de ser a los asuntos inherentes a lo relacionado con el problema de salud que se vive, pero, eso no hace de lado su obligación de atender el resto de los problemas que a diario se tienen en la demarcación que gobierna, especialmente el tema de la inseguridad, 

Bajo ese contexto, la acusación de la Síndico Procuradora le agrade o no al alcalde es un dilema al interior de su gobierno que está latente por falta de capacidad y habilidad política para disolverlo, y si estimó que su respuesta sepultó los señalamientos de la Síndico, en unos meses cuando escale el asunto, entenderá que la indolencia con la que trató la denuncia de quien ocupa la posición más importante después de la de él, le impedirá cumplir el sueño que AMLO y Morena le pusieron en charola de plata.

Aún esta a tiempo de corregir.

Y mientras tanto...

El COVID-19 avanza sumando cada día más infectados, las extorsiones a empresarios se acumulan en Baja California.