COVID-19: Próxima variante puede ser más peligrosa que ómicron, releva estudio

Salud
Tipografía

Científicos analizaron durante seis meses al virus, que en un primer momento causó los mismos daños que la cepa de ómicron BA.1, pero a medida que pasó el tiempo notaron que esta podría evolucionar a ser más patógena.

Un estudio de laboratorio sudafricano que utilizó muestras de COVID-19 de una persona inmunosuprimida durante seis meses, mostró que el virus evolucionó para volverse más patógeno, lo que indica que una nueva variante podría causar más enfermedades que la cepa ómicron predominante actual.

El estudio, realizado por el mismo laboratorio que iba a probar por primera vez la cepa ómicron contra las vacunas el año pasado, utilizó muestras de una persona infectada con el VIH. Durante los seis meses, el virus causó inicialmente el mismo nivel de fusión celular y muerte que la cepa ómicron BA.1, pero a medida que evolucionó, esos niveles aumentaron hasta volverse similares a la primera versión de COVID-19 identificada en Wuhan, China.

El estudio, dirigido por Alex Sigal del Africa Health Research Institute en la ciudad sudafricana de Durban, indica que el patógeno del COVID-19 podría seguir mutando y que una nueva variante podría causar una enfermedad más grave y la muerte que la cepa omicron relativamente leve. El estudio aún no ha sido revisado por pares y se basa únicamente en el trabajo de laboratorio en muestras de un individuo.

Sigal y otros científicos han postulado previamente que variantes como beta y ómicron, ambas identificadas inicialmente en el sur de África, pueden haber evolucionado en personas inmunodeprimidas, como las infectadas con el VIH. El largo tiempo que les toma a estos individuos librarse de la enfermedad les permite mutar y mejorar en la evasión de anticuerpos, dijeron.

El estudio “puede indicar que la evolución del SARS-CoV-2 en la infección a largo plazo no tiene por qué resultar en una atenuación para varias personas”, dijeron los investigadores en sus hallazgos, que se publicaron el 24 de noviembre. “Puede indicar que una variante futura podría ser más patógenas que las cepas de ómicron que circulan actualmente”.

Con información de Milenio

tijuana principal